Inicio

El ICRT: a mayor desarrollo menor calidad.

television-cubana-150x125El Instituto Cubano de Radio y Televisión (ICRT), en mi opinión por un problema económico, no ha podido gozar de la calidad que pide la población, dejando inconforme a la gran mayoría. Más ahora en estos tiempos de televisión digital, pues si lo vemos en términos matemáticos la calidad es inversamente proporcional al desarrollo.

En primer lugar está la programación infantil, donde hace ya unos cuantos años eran los llamados “Muñequitos Rusos”; pesados, insoportables e incluso métodos de castigos empleados por muchos padres, ya un poquito más para acá, no mucho, el incansable “TOKI” que con sus canciones y su “Mariposita” enloquecían a cualquiera, vale reconocer que Toki venía con un saco de valores “de los que ya no se usan”. Casi junto con Toki estaban “Alegrina” y “Tristolino” conductores de “Arcoíris Musical”, recuerdo que no había quien se tragara dos programas seguidos y un poquito más para acá llega “El güije” de ese no voy a  hablar porque a ese todos lo conocemos bien. Afortunadamente  a mí me tocó crecer y salí de eso de que “en la Tele no ponen nada que sirva”.

De esos ya no tenemos que cuidar a los más chiquiticos de la casa, ahora los que encabezan la lista son “Barquito de Papel” y “Sopa de Palabras” que como dice mi mamá “gastan recursos y presupuesto en algo que no lo ve ni el que lo hizo”, y estos solo son los llamados “Programas Infantiles”.

Hoy ya caminando sobre el tema de la televisión digital aun nos encontramos con barbaridades como estas y otras como los horarios de los programas que a la gente le gusta ver, si pues programas como A otro con ese Cuento, la copia del famosísimo “Pateando la Lata” pues tiene un huequito los domingos a las 06:30 de la tarde a esa hora nadie ve nada, pero el cubano se impone, se adapta y encuentra la manera de ver esto, otro más, La Liga Juvenil de la Neurona o La Neurona Intranquila, es lo mismo, también los domingos pero un poquito antes, a las 06:00 de la tarde, y así incontables atrocidades… a mí me gustaría terminar con una pregunta… ¿Si el ICRT sigue desarrollándose, que será lo próximo?

7 Comments

  1. Prospero

    A pesar de los exaustivos esfuerzos por mantener al pueblo fuera de los canales internacionales que muchos son gratuitos e incluso no se meten en la politica, sige el pueblo viendo los famosos paquetes o cargas que se venden con todos estos programas, esto a superado la tv cuba pero a kilometros y si hacen una encuesta a nivel de pais solo 10 % ve la tv cubana el 90 ve los paquetes.

  2. Amanda

    Yo sinceramente pienso que el icrt tiene la plantilla mas inflada de cuba,que cantidad de personas por gusto Dios mio!!!!!!!!!!!!!!!

  3. yise1907

    y que me dicen de la novela la sal del paraiso por dios , no ponemos una en el carton ,

    • pos si.. esas cosas suceden…. imaginate ke la mayoria de esas “cosas” pq no les podemos decir materiales audiovisuales ya son repeticiones o verciones de una vercion de la primera vercion de una novela ke alguien escrivio hace muchos años… nada ke vamos de mal en peor.

  4. Soraya

    la verdad es que me gusto mucho tu articulo, no es por crecer tu ego pero la verdad es que eres muy buen escritor, me alegro que me hallas agregado a tu lista de amigos en el foro del joven club para así hablarme de este BOMBASO…
    Sigue así

  5. Soraya

    Tienes mucha razon en todo, desde que tengo memoria estoy viendo los mismos programas de television, ya tengo 19 y aun estan ahí. Aunque ningun niño disfrute de ellos, aunque sean programas que solo logren opacar a nuestra television que ya por si se reconoce por su poco avance ya que dan los mismos programas desde hace mas o menos 20 años. Eso seria para no tener que hablar de los sabados con “UN PALCO EN LA OPERA” que creo no lo ven ni los mismos que cantan la opera y solo sirve para llenar un hueco que podria areemplazarse con algun programa que se disfrute realmente.

    • Asi mismo es y muchos otras cosas como “A todo Jazz” y si empesamos a poner ejemplos nos vamos a aburrir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *